La quiropráctica es para todos, independiente de la edad o del problema que uno padece

Los tres principios básicos son:

  1. El cuerpo humano no es una máquina, es una creación perfecta con su propia habilidad y capacidad de regeneración.
  2. El sistema nervioso es el gran regulador del cuerpo humano, el que controla en gran medida su buen funcionamient
  3. La quiropráctica intenta facilitar la salud liberando las interferencias del sistema nervioso. Si hay mejor comunicación entre el cerebro y los tejidos el cuerpo puede regenerarse y regularse por sí mismo (inteligencia Innata).

Tu Salud

Tu salud es mucho más que la ausencia de síntomas; la salud depende del pleno funcionamiento del organismo y ésta es la meta del cuidado quiropráctico.

Salud es bienestar y calidad de vida, algo que todos buscamos y pocos tenemos. Con la quiropráctica y algunos cambios de hábitos puede encaminarse el proceso a una salud óptima.

El gran aliado de la quiropráctica es el propio cuerpo humano que, una vez restaurada la posición vertebral natural, pone en marcha su capacidad de autorecuperación.