Método enfocado a prevenir y corregir alteraciones estructurales de la columna vertebral que interfieren con el funcionamiento óptimo del sistema nervioso y a la salud de todo el organismo.  La inadecuada posición de las vértebras (la subluxación) puede irritar o comprimir los nervios que emanan de la médula y se ramifican por todo el cuerpo originando problemas desde mecánicos hasta orgánicos.

istock_000001153192_b_mediumLa quiropráctica se basa en la capacidad de auto-curación y regeneración del organismo y pretende ir más allá de los síntomas. Su objeto es restablecer y mantener la salud favoreciendo la relación que existe entre articulaciones, músculos y el sistema nervioso.

 La quiropráctica se fundamenta en el hecho de que una columna y sistema nervioso bien cuidados pueden prevenir  a la larga multitud de dolencias evitables así como ayudar a mantener nuestro cuerpo a pleno rendimiento. Al verse liberada la tensión de los nervios espinales, mediante los ajustes- ligeras presiones aplicadas sobre diferentes puntos de la columna vertebral-  se potencia el mejor funcionamiento del organismo, restaurando con ello el flujo nervioso eliminando las llamadas “subluxaciones” (desalineamientos vertebrales que provocan interferencias en el sistema nervioso reflejando desequilibrios en el organismo).

Objetivo

El objetivo de la quiropráctica es por tanto el bienestar real y el deber del quiropráctico es hacer todo lo que esté en su mano para restaurar el funcionamiento estructural y nervioso.