En nuestra consulta consideramos que la primera visita quiropráctica es fundamental. Con ella obtenemos toda la información necesaria para poder evaluar tu estado de salud. El objetivo de la primera visita es poder determinar la causa del problema que te motivó a ponerte en contacto con nosotros, así como darte una explicación lógico del porqué del mismo y ofrecerte una solución basada en las pruebas que realizamos. Así sentamos las bases para que puedas recibir cuidados quiroprácticos personalizados a tu caso y de calidad.

La primera visita consiste en:

Historial de Salud

Te pediremos rellenar un cuestionario sobre tu salud así que proporcionarnos algunos datos personales para poder atenderte con la máxima eficacia.

Entrevista con el Quiropráctico

Una breve entrevista dónde te escuchamos para aprender más sobre tu caso. El quiropráctico te explicará qué es la quiropráctica y determinará cómo podrás beneficiarte de los cuidados quiroprácticos.

Pruebas Específicas

Las asistentas quiroprácticas realizarán una serie de pruebas específicas para determinar tu estado de salud. Utilizamos ElectroMioGrafía de Superficie (Myovision sEMG) de última generación para analizar su columna y sistema nervioso y así detectar subluxaciones. Realizamos un análisis digital de tu postura (PosturePro) así como pruebas de capacidad pulmonar y tensión arterial. Estas pruebas son de gran utilidad para que el quiropráctico puede crearle un informe completo. Puedes aportar otras pruebas relacionados a su caso como informes de radiografías o resonancias realizadas previamente para incluirlos en tu informe.

Primer Ajuste

En nuestro centro ajustamos en la primera visita. Le quiropráctico ya ha podido visualizar los resultados de las pruebas y determinar el ajuste que requiere su sistema.