Sandra Martinez Fae

Me incorporé al equipo de Axis Quiropràctic en 2010 formando parte de un equipo donde el objetivo esencial es lograr el bienestar y el buen funcionamiento del cuerpo.

Mi historia con la quiropráctica me ha ofrecido el poder observar como la gente mejora tanto a corto plazo como a largo plazo, de que cada cuerpo es diferente y necesita unos cuidados específicos en función de la persona.
Personalmente, no tenía ningún tipo de dolencia concreta, pero decidí recibir mi primer ajuste al ver en primera persona el bien de forma natural que proporcionan los ajustes quiroprácticos. Desde que recibo los ajustes me siento mucho mejor, con más energía y más animada para poder afrontar el día a día y practicar deporte.

Es un placer formar parte de este equipo y recibir el cariño de todos, tanto del equipo como de la gente que forma parte de esta ‘familia’.

Zuzana Hromadova

Mi experiencia con la quiropráctica empezó en el año 2005 en una camilla plegable, en casa de Karel, donde trabajaba cuidando de sus hijos. Y fue porque de vez en cuando sufría dolores de cabeza bastante fuertes.

Más tarde, en 2006, me incorporé al equipo de Axis Quiropràctic y desde entonces recibo ajustes quiroprácticos regularmente. A parte de que el dolor de cabeza ha disminuido muchísimo, noté que los ajustes me hacían sentirme mejor en general.
Mis hijas recibieron su primer ajuste nada más salir del hospital y desde entonces reciben ajustes de forma regular.

Me motiva mucho ver gente que mejora su calidad de vida gracias a la quiropráctica y también el estado de ánimo.
A veces las personas cambian delante tuya y eso es impagable.